jueves, 1 de abril de 2010

¡VIVE LA VIDA LOCA!


Anoche leía la carta que Ricky Martin redactó para decirle al mundo lo que hasta mi primo Tonito que es sordo mudo de nacimiento sabía desde que nació hace unos 30 años:  que es homosexual. ¡Lo difícil que le resultó! Sólo al final de la misiva el tipo dice con todas sus letras: “Hoy acepto mi HOMOSEXUALIDAD” Yo creo que ya la había aceptado, lo único que no había hecho era decirlo públicamente y para personas de su edad,  sin duda, cierta valentía se necesita.  A las personas más jóvenes, les importa un comino lo que piense la gente en relación a sus preferencias sexuales. Hoy en día les resulta más fácil decir “soy gay”. Debe ser porque hay peores inmoralidades en este mundo que le hemos heredado Debe ser porque las guerras y la miseria son más escandalosas que el simple hecho de que sus inclinaciones sexuales estén dirigidas a personas del mismo sexo. Y la verdad es que si yo tuviera 18 años y fumara marihuana, por ejemplo, a cualquiera que se me parara al frente se lo soltaría en la cara, porque en un mundo en el que los sacerdotes cometen  crímenes sexuales con niños inocentes, en un mundo tan cínico, tan desvergonzado, cómo acepto yo que se me critique por algo como fumar marihuana. ¡Vayan al carajo!
En fin, el  hecho es que uno de los especimenes más perfectos que la Naturaleza tuvo a bien crear para colirio de nuestros ojos, femeninos,  dijo lo que tenía atravesado entre pecho y espalda y bueno esa ha sido la noticia de ayer y de hoy.
Pero como nunca falta un idiota en el mundo, por  ahí encontré una página web que no se detuvo en la “confesión” del artista, sino en la cantidad de errores ortográficos “graves” que tiene el documento. O sea que además  de hormonas masculinas, Ricky carece de buena ortografía.  Imagínate tú, qué bochorno,  qué descuido: al pobre Ricky Martin no le dio chance de leerse  los 3 tomos de la “Ortografía” de  Lázaro  Carreter o la Gramática de Andrés Bello. Por Dios.
A mí ni me va ni me viene la preferencia sexual de Ricky Martin. Por mí como que si me hubieran dicho que el presidente de Francia es ludópata o que  en Egipto hay un elefante que tiene tres penes. (¡¡qué éxito para la elefanta!!)
Pero si a Ricky le resulta ahora más liviana la vida, si ahora lo vemos más feliz que una lombriz paseándose con su pareja o poniéndose las medias panty rosadas que siempre quiso ponerse en público, o si ahora parte su muñeca ante las cámaras en señal de aceptación de su mariconería; si ahora se siente mejor y siente que se quitó una tonelada de culpa de sus espaldas bellísimas, pues ¡Enhorabuena Ricky!
Peores cosas vemos en el mundo y sigue andando.
Si te sirve de consuelo, Ricky, uno de los "máximos líderes" de la oposición venezolana anda como en las mismas, y nada más y nada menos está aspirando a un cargo de alta envestidura en la Asamblea Nacional venezolana, y aquí seguimos viviendo.
Miren a la criatura y sus foticos en el facebook.



4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Y que esto sea noticia...
Que mundo.

Besos.

Alís dijo...

Dos cosas lamenté de esta noticia:
la primera, precisamente que sea noticia; la segunda, que Ricky Martin haya tenido que "esconderse" durante 39 años.
¡Cuánto nos queda por aprender!
Un beso

More Baker dijo...

Toro:
Digo contigo ¡Qué mundo!

Alís:
Bueno tan escondido no estaba,pero ciertamente 39 años es demasiado tiempo para admitir lo que uno es.
Bastante nos queda por aprender, tienes razón.
Abrazo.

calma dijo...

jo, con lo buenorro que está... snif