jueves, 18 de marzo de 2010

Artículo 297-A

Querido diario:
Estoy viviendo en un país de locos. El mundo es un absurdo, pero este país es además  un país de locos.
Hoy amanecí pensando que  en mi vida anterior fui asiática... ¡y bien asiática!. Si bien es cierto que no siento nostalgias por el sushi, ni me embeleso pensando en un sembradío de arroz y los griticos que pegaba Bruce Lee me dan risa,  igual me siento más asiática que Mao. Por eso al levantarme decidí hacer un ejercicio que leí en un libro rosacruz  (mi comadre Marta que tengo aquí al lado, me pregunta extrañada ¿y qué libro rosacruz es ese, muchacha? Bella, -le contesto- la Constitución  del 61 me la leí de cabo a rabo ¿Tú sabes de algo más rosacruz que eso?
Como iba diciendo, decidí hacer este ejercicio que  consiste en mirarse al espejo e ir apagando los ojos, ir cerrándolos, cerrándolos... cerrándolos,   hasta que el contacto visual sea escaso y concentrándose en esa imagen,  preguntarse unas 20  veces ¿quién soy yo? y esperar a que aparezca una imagen que devele el misterio de nuestras vidas pasadas. (Por cierto que la presidente del congreso de este país debería, por razones ya de moral, estar  haciéndose la misma pregunta...) En fin.
A mí el espejo no me reveló nada, excepto que estoy gorda y que soy una pendeja. Siento sintiéndome asiática, extraña, ajena.   Debe ser que, rompiendo una promesa que me hice a mí misma, me puse a leer los diarios y  a ver televisión. Hacer eso es garantía de salir a la calle con ganas de asesinar a alguien y dormirme pensando que este es un país de mierda.
Por fortuna dios no abandona a sus hijos y el presidente Obama me acaba de recordar en algo qué es lo que se siente pertenecer al mundo occidental. ¡Qué éxito! acaba de decir ni más ni menos  que su gobierno tiene su propio plan de Paz para aplicar  por allá en el Oriente y ese plan magnífico tiene que ver con la construcción de unas 2600 casas por aquellas tierras (y yo de tonta preguntándome que tiene que ver la Paz con unas casas  o con los trapecistas del circo Soleil, cuando tropas norteamericanas siguen, tan tiernos ellos, haciendo de las suyas en Irak)
Por otra parte, mi querido gobierno también tuvo la gentileza de devolverme un poco el  mundo occidental al que seguramente pertenezco. En efecto,   uno de sus altos funcionarios salió por televisión diciendo que  aquí aplicaremos la Ley rigurosamente hablando  (artículo 297-A) a cuanto coño de su madre esté  causando terror, zozobras y angustias,  suministrando informaciones falsas a través de pancartas, mensajes de texto, carticas, avioncitos de papel, señales de humo, internet y similares.
Y bueno aquí yo preguntándome cómo irán a hacer ahora que se avecina la época electoral y que los políticos necesitan pancartas, afiches y pendones para hacerse propaganda. Cómo irán a hacer con estos políticos que no sé a los demás, pero que a mí me causan tanto terror, tanta angustia.
Cómo irán a hacer con esta gente que son en sí mismos informaciones falsas.



2 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Mi querida More, asiática o no te sigo queriendo igual, e incluso más. Todas las mañanas desayuno en un bar de unos filipinos y la verdad que siendo aisáticos son muy muy buena gente y entrañables. en cuanto a lo de tu país no puedo más que lamentar que vuestro presidente sea un tanto (por no decir mucho) payaso, manipulador y locuelo. Pero eso no me extraña a fin de cuentas Chávez era militar y qué se puede esperar de un militar? Nada, excepto mano dura, lo que equivale a dictadura.
En cuanto a mi querido Obama, primer presidente negro en un país de blancos, me había hecho muhcas ilusiones conél y ahora veo que lo tiene cogido y amordazado y que no será más que un fetiche en manos de los blancos, (blancos raza occidental y asquerosa) me odio a mí mismo.
Besos y abrazos. me gustó mucho tu post!!!

More Baker dijo...

Querido Josef:
Con respecto a Obama yo creo que soy la única de este planeta que jamás se hizo ilusiones con él.
Con respecto a Chávez pues... con todo y sus desaciertos me quedo con él un millón de veces hasta que los venezolanos tengamos otra cosa mejor. La Oposicón es años luz peor que este señor.
Y te informaron mal, mi querido, aquí distadura no hay para nada. Pruebas de lo que te digo hay por montones.
Ahhh pero eso de que te odias a tí mimsmo pues si no me gustó: tú eres un sol de persona, mi querido. El color de la piel no tiene nada que ver con la condici´´on humana de las personas.
Abrazos. Espero verte seguido por aquí.