domingo, 22 de mayo de 2011

LA SABIDURÍA DEL HILO DENTAL

Me encanta poner para dormirme ese tipo de música que incorpora  sonidos de la Naturaleza. Yo vivo pegada a la montaña, pero de noche los pajaritos no cantan y este desgraciado alcalde acabó con cuanto chorrito de agua había en el lugar, de modo que esta música de arpitas y violines con el sonido del agua cayendo y los pajaritos cantando, es lo que he elegido para dormirme, porque  inevitablemente me llevan a  veredas de florecitas blancas y rosadas,  por donde saltan pequeñas liebres y ratoncitos de  esos  que tiraron del carruaje de la cenicienta. Agradezco esas piezas musicales especialmente en estos días cuando he notado que hay algo fantasmal e insuperable en el pasado del vecino, razón por la cual  le ha  dado por despertarme bien temprano con esas canciones "coñosdeemadre", no tanto para mí, sino para la hora de los pajaritos reales y los pollitos  y el solecito tibio. Hoy por ejemplo abrí los ojos con  Juan Gabriel Un Plugged,  virgen del carmen, coño, que las 7 de la mañana de un domingo no es la hora para escuchchar "se me olvidaba que ya habíamos terminado, que nunca volverás que nunca me quisiste" a menos que uno esté en un bar o en una tasca nadando en alcohol y acetona.
Entonces me di cuenta de que el vecino está así como que "out" o sea sor yeyé, porque la cosa ahora como que  es diferente a la hora  de resolver las cojeras del corazón. Lejos estamos de aquellos días en que las personas iban a embriagarse y llorar sus penas  porque la diabla aquella se fue con otro. En esos casos, una de dos: o le "hackean" la cuenta del feisbu a la muy desgraciada o en casos de autoestima alta, simplemente se ven en el espejo, respiran profundo  y se dicen "mijo, qué ladilla, supéralooooo"
Lejos también estamos de querer cortarnos las venas por el o la que se fue. Al parecer, hay una especie de sabiduría en el interior de uno, o del hilo dental, como sea, que te dice el que se tenga que ir que se vaya, que si nos ponemos a ver es una variante metafísica de aquello que rezaba Roberto Roena "el que se fue no hace falta, hace falta el que vendrá"
¿Será la era de acuario?

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Nos habremos vuelto demasiado prácticos?

Tu vecino es una maldición.

Besos.

More dijo...

O demasiado inteligentes?
Aún con él, los pájaros cantan, debo enseñar a mis oídos a decantar sonidos. Es eso o ir a ahorcarlo por cretino, jeje.
Besos, mi amorrrrrrrrrrr.

calma dijo...

me partooo jajajaja qué gracia tienes puñetera, imagino la situación y a mi me da un jamacuco.
Besos wapísima

Yudith dijo...

Hola More, pasando a visitarte no tan temprano, ni tan tarde espero... Me encantan tus relatos! Besos

More dijo...

jajaja, Calma querida, lo de puñetera me anuló lingüísticamente y a mí me dio por reírme, pero de"jamacuco", de esa risa que me produjo no he podido recuperarmeeeeeeeeee. No puedo imaginar lo que significa!!! Ya me hago de un diccionario, jajaja.
Besos preciosa, es risa tuya se contagia!

More dijo...

Gracias Yudith!
Abrazos pa ti.

calmA dijo...

Yo creo amiga, que ésta no sale en el diccionario, es una jerga sin traducción, pero tan divertida... yo lo digo mucho, motivos tengo para que me den varios jamacucos al día jajajajaja.
Ahora mismo vengo triste del blog de Nany, muy triste, estaba al tanto de lo del bebé y he pasado unos días de descanso en Menorca y al volver me encuentro con la noticia...quiero mucho a Nany y lo he sentido mucho por toda la familia y el dolor que están pasando, en fin, son jóvenes y esperemos que pronto vuelvan a tener la ilusión de futuras vidas.

Un beso wapa

More dijo...

ahhhhh, con razón y mira que yo la busqué y le preginté a unos amigos españoles, pero nada.
Sí amiga, también me enteré... días antes ella me había puesto al tanto. La verdad son cosas de las que uno no termina de salir tan fácil. Dios los acompañe y sí, creo que pronto tendrán esa ilusión nuevamente.
Un abrazo para ti, preciosa.