domingo, 6 de enero de 2013

También yo

Pero al envejecer he comprendido que, en el fondo, todos los soberanos son iguales y que todos los pueblos son idénticos, y que poco importa, en resumen, quién gobierna y qué pueblo oprime a otro, porque, finalmente, son siempre los pobres los que soportan los sufrimientos.

'Sinuhé el egipcio' (Mika Waltari)
Escritor finlandés

2 comentarios:

Calma A. dijo...

Esa es la triste realidad, ni una coma que añadir, siempre son los mismos los que pagan, es terrible, ojalá las cosas cambiaran, ojalá existiera la justicia social.

Te abrazo querida, fuerte

TORO SALVAJE dijo...

Esa es la gran verdad.
Siempre sufren los pobres.

Besos.