miércoles, 18 de enero de 2012

Lo que nos enseñan los perros

Te echo de menos James, esto y más eras tú.

Cuando tus seres queridos lleguen a casa, siempre corre a saludarlos.
Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.
Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea de puro Éxtasis.
Toma siestas.
Estírate antes de levantarte.
Corre, brinca y juega a diario.
Mejora tu atención y deja que la gente te toque.
Evita morder cuando un simple gruñido sería suficiente.
En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto.
Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y recuéstate bajo la sombra de un árbol.
Cuando estés feliz, baila alrededor y mueve todo tu cuerpo.
Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.
Sé leal.
Nunca pretendas ser algo que no eres.
Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.
Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estás allí.

4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Son mucho mejores que nosotros.
Me ha dado pena.

Un beso preciosa (que guapa eres).

calmA dijo...

Me produce un gran sentimiento lo que has escrito, mi perra tiene 15 años y estuvo a punto de morir hace uno, pero la sigo teniendo.

Qué podría decir de ella... que es mi sombra, siempre a mi lado.

Lo siento muchísimo querida amiga.

Abrazo grande

More dijo...

Pues sí. son mucho mejores que la mayoría de nosotros, mi querido Xavi.
Gracias, por la ternura de tu compañía.

More dijo...

15 años!!! Una adulta ya tu perra. Debes quererla un montón. Me alegra que esté contigo.
Un abrazo grande también para ti, querida.